29 nov. 2009

Que te llamo, que no olvido, y no puedo estar sin ti. Que me estoy volviendo loco desde que no estas aquí. Que yo nunca encontraré mis deseos de vivir, y tú piensas que yo muero, pues ya ves que no es así. Rompí tus fotos cuando te marchaste de aquí. Quemé tus cartas y no volví a pensar en ti. Y me reía yo escuchando a tus amigos decir, que a todo el mundo le estas preguntando por mi. Pase las noches enteras bailando sin ti, ya no me duele tanto que tu no estés aquí. Ya no me importa lo que pienses de mi, no creas que el mundo no gira sin ti . Ya no estoy loco por volverte a ver. Ya no paso por tu casa, ya no llamo para ver si a caso estas ahí. Ya no estoy loco por volverte a ver. Y me dicen mis amigos que he cambiado que yo estoy mejor sin ti. Ya no me acuerdo porque me fijaba yo en ti. Ya ni el teléfono vuelve a tener su ring, ring. Y mis amigas que siempre me querían dar su pum, pum mami, mami, pum, pum mami, mami. Ya no hace falta llamarte ya me convencí, que ya no duele tanto que tu no estés aquí. Ya no me importa lo que pienses de mi, no creas que el mundo no gira sin ti. Ya no paso las noches pensando, que era yo quien te estaba fallando. Ya no tengo que estar esperando, porque el teléfono por mi esta sonando. Y aunque te sigo, no te he visto ya me convencí que no podía estar contigo, no eras para mí. Y si tu sigues convencida que lloro por ti, ”el ritmo al delirium lo canta para ti”. Pase las noches enteras bailando sin ti, ya no me duele tanto que tu no estés aquí, ya no me importa lo que pienses de mi, no creas que el mundo no gira sin ti.

No hay comentarios: