27 feb. 2010

Intento estudiar, pero acaso hay algo que me inquieta. Es tu recuerdo, la evocación de un sueño. Tus manos, están hoy en mi mente, ni sé bien por qué. Tengo tu rostro impregnado en las sombras que cada noche me cubren. Tu voz, tu aliento están cerca mío, en esos sueños. El pasado, parece tan lejano, y tan lleno, que me dan ganas de quedarme a su lado.

No hay comentarios: