16 mar. 2010

Estoy cansada de tanta parábola y de tanta falta de estilo, he acabado por adorar la mediocridad que te devuelve la calle que la plácida agonía que forja la inteligencia de alguien que se cree más que otro al que ni siquiera ha conocido.

No hay comentarios: