12 mar. 2010

No hay que aferrarse al pasado, porque sino el pasado te come la cabeza, mientras vos queres que todo sea como antes, la vida sigue por delante. Y cuando las soluciones se van entendemos que aunque uno quiera, el pasado no vuelve.

No hay comentarios: