4 may. 2010

Y fuiste tú, el que sin importarle me tiro al már y jamas preguntaste si sabia nadar y sola naufragando pude continuar, buscando un salvavidas que me iba a buscar, a una mujer que se muere sin tener razon , que su unico pecado fue brindar amor, que su unico tesoro fue su corazón.~

No hay comentarios: