2 sept. 2010

- Como una roca que golpea el océano, no sabe que su ausencia fue un trago de hiel que se quedo grabado en tu piel

No hay comentarios: