16 dic. 2010

Equivocarme es algo humano, pero amarte es un pecado.

No hay comentarios: