27 mar. 2011

problemas

Y a veces, me siento como sapo de otro pozo.. Y no quiero contarle a nadie todo lo que siento. Y las penas me quedan flotando en el estomago, y algún día voy a explotar.. Así que de a poco, voy a ir sacando todo. Dicen que el que callar no puede, hablar no sabe..¿ Pero el que no puede dejar de callarse ? ¿ SABE HABLAR ?. Se me va partiendo el cuerpo, y parece que nada alcanza para sanar. Una hermosa familia, amigos, todo lo que quiero, material y sentimental. Y aún así, me siento vacía. Y aún así no puedo sacarme de la cabeza todo lo que paso.
¿ Cuanto odio puede tener una persona en el cuerpo ? ¿ Tanto como para arruinar una relación de hermanos ?  ¿ Cuanta maldad puede tener una persona en el cuerpo ? ¿ Tanto como para arruinar una vida ?. Todavía me pregunto esas cosas, todavía no quiero aceptar las respuestas. Tengo respuestas, y ejemplos , casi en carne propia, y aún así, quiero escaparme y pensar que no paso nada. Pero no puedo. Cada noche atrás de la sonrisa, mi cuerpo se hace chiquito, como el de una niña indefensa, y se me cae el mundo, mirando las estrellas, se me cae el mundo.
Y los miro, y no puedo evitar sentir tanto odio, tanto resentimiento. Y a la vez tengo tanto amor para brindarles, tantas ganas de verlos bien. Y aún así no se merezcan nada, mis manos solo quieren abrazarlos, hablarles, darles esperanzas. Tanto pensar en otras personas, me olvide de mi, y me caí en un pozo del que no puedo salir. Parece que me quede sin voz, no puedo ni hablar. Parece que me quede sin esperanza, no me puedo ni ilusionar. Pero como se nota que todavía tengo el corazón, que a veces solamente tengo ganas de amar..

No hay comentarios: