20 sept. 2011

m3

Sentía como te alejabas y una dulce pena me corría por las venas. Veía como te ibas,  te llevabas mis días, un poco de amor y algunos besos.. Tenia en claro que ya no te importaba tanto amor, ni palabras, ni momentos. Sabia muy bien, que solo habíamos sido un amor pasajero. No tenia otro consuelo que pensar en lo que me habían dicho. Estaba claro  que había sido advertida y que solo me quedaba ahora lidiar con la soledad y la tonta sensacion de haber caído en tu trampa..

No hay comentarios: