10 sept. 2011

Tomarte un día para pensar, un día para reflexionar y disfrutar. Un día en el que te olvides de todo, pensando en la nada y al final tengas la respuesta a esa gran pregunta que perturba tu conciencia y no te deja respirar. Hoy es ese sábado perfecto, ese sábado soñado para salir a caminar. El día que tanto esperaste y por fin llegó, el día para sentarte y dibujar con tu imaginación formas en las nubes, el día para dejar que tu cabeza vuele, se estrelle, caiga y ruede sin sentido, mirando a ningún lugar, pensando en el todo de la nada, y en la nada del todo y respirando aire sin respirar. Solo hay que dejar que fluya y olvidarse de todo y más, ya no mas colegio, ni obligaciones, ni reloj, ni indicaciones, volar eso se necesita, volar.. El peor día, puede convertirse en el mejor, y el mejor día, en un día como hoy♣.

No hay comentarios: