30 dic. 2012

Newage

Observo las gotas caer, cálidas parecen acariciar el vidrio de la ventana. Aunque este las siente como ofensivas, amenazantes..
  El viento lo golpea y con el, una catarata de agua lo cubre entero. Y se da cuenta que de nuevo está la lluvia por aquí, de nuevo y en una fecha festiva.. El vidrio se deja llevar, pensativo. Notó que  la casa no se viste de fiesta, como antes. Anhela ser vestido por luces de colores, por dedos que lo marcan sonrientes y tristes, dudosos.. 
  Esos dedos bailan por la casa en estas épocas.  Pero esta vez la casa está vacía y los integrantes ausentes, dentro de ella. ¿ Dónde están las ganas de empezar a contar de nuevo los días ? Aún así sabiendo que son todos iguales.. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

No se si agradecerte o llorar, no se si esperarte o olvidar, pero si qe agradesco a la memoria por no dejarme olvidarte jamas por ser el unico amor imposible qe puede tener gracias por todo peqeña feliz año para vos porque fuistes y sos lo mejor qe me pudo pasar