10 mar. 2013


“No, no volví nunca, a pesar de que lo único que deseaba era tenerlo otra vez junto a mí. Lo dejé porque en el mundo hay varios mundos, y el suyo era tan inhabitable para mí como para el el mío.
Nuestro único sitio común era una cama que yo compartía con mis remordimientos, mi edad desesperada, su juventud y su mentira.”

—El libro vacío.

1 comentario:

Melodías Agridulces dijo...

Que linda frase ♥ Me gustó

Besos agridulces.