26 mar. 2013

puajjjjjj.

A veces creemos conocer a las personas lo suficiente como para confiar en ellas y hasta tal vez, quererlas. Somos capaces de ayudarlas, escucharlas, acompañarlas y creer que lo harían por nosotros también  Confiados, contamos nuestra vida y nuestras experiencias, creyendo que quien nos escucha siempre va a estar ahí, y compartimos momentos hermosos junto a la gente que creemos que es nuestra "compañera" de vida.
  Pero en realidad, nada de eso es así. Y muchas de esas personas te terminan traicionando, te muestran su lado más cruel, sus miserias. Te hacen sentir solo, engañado, te señalan cuando te das vuelta y demuestran las pocas pelotas que tienen para decirte las cosas en la cara, son falsos, caretas. Me indigna y lamento tener que usar este tipo de palabras en mi espacio, cuando en verdad no soy así  pero muero de repugnancia cuando me entero que alguien dice cosas de mí que no puedo escuchar, porque no se anima a decirme mis defectos en la cara.
 Lamento profundamente haberme cruzado con esta clase de personas pero estoy más que segura y confiada de ser quien y como soy, los demás son de palo. Y mientras quienes quiero sepan como soy, me es suficiente. Hasta la vista "AMIGOS"

No hay comentarios: