25 abr. 2013


“Pero te mentiría si te digo que no pienso en cómo será otra vida, cómo será estar contigo. Si hubiéramos tenido hijos, si estaríamos en medio de una tormenta de nieve o en un verano recorriendo un pueblito empedrado. O las cosas simples: comprar frutas, pagar alguna cuenta, ir a comprar un regalo. No es que esté mal, no es que no quiera lo que tengo. Es sólo que no puedo evitar. Quisiera asomarme y mirar, mirar otra vida.”

1 comentario:

Anónimo dijo...

mas linda impocible.