29 may. 2010

La resignación es un suicidio permanente.

No hay comentarios: