23 sept. 2010

Me siento rara, sin ganas de nada. Perdidamente olvidada, no sé a que me refiero ni a quien. Desconectada por un momento de todo esto, lejos de todos & sin encontrar un alma compañera. No encuentro el motivo de mi tristeza, quizá ya me atrapo la tristeza colectiva, quizá sea ella quien ahora coma de mi vida, y es que ya me tienen hasta la concha con sus risitas idiotas, a ver cuando se van a callar para siempre. 

No hay comentarios: