26 jun. 2011

Cuando las ganas de llegar, son las de irnos, cuando las ganas de abrazar, son las mismas que de gritar, de expresarnos. Cuando las ganas de recibir algo distinto, son iguales a las de abandonar todo. Cuando simplemente no hay ganas de llegar, no hay ganas de escuchar, no hay ganas de discutir, es cuando solo hay ganas de volver a aquel infierno, donde todo estaba mejor.. Las ganas de vivir, a veces son las mismas que las de abandonar todo, las ganas de no llegar nunca a ese lugar, de no escuchaar nunca esas palabras. Simplemente a veces, cometemos errores, o cosas que desde nuestro punto de vista son las mejores, y esos actos nos parecen correctos.. Nos dan mas ganas, sin embargo, para algunas personas, nuestros "buenos actos " no lo son.. Entonces nos destruyen con insultos,y nuestros actos se desvanecen, y se convierten en "malos",mientras esas personas se alejan, se retiran de nuestras vidas con nuestras ganas de ser felices,llevándose lo ultimo que nos queda de esperanza, y haciendo que todo se vea totalmente gris, nublado, lloviendo.
Sólo debemos intentar salir adelante, las personas lo van hacer difícil,van a sacar lo peor de ellas, pero sólo cerremos los odios, hagamoslos sordos, por que en algún momento esas personas se van a dar cuenta de que ellos cometieron los errores, y estemos ahí o no para perdonar, solo nos va a quedar el consuelo de saber que la peliamos, y que fuimos lo mejor amantes que pudimos. 

No hay comentarios: