24 jun. 2011

Un algo

Cambiar, dicen que cambiar. Yo no, yo no cambiaría jamás y menos.. Y menos por otra persona. Cambiar para pertenecer, cambiar para gustar, cambiar para conformar.
La esencia de una persona, no solo esta en la sangre, no solo en el adn, la verdadera esensia de una persona, va más allá de grupos sanguíneos, la esensia es la vida, es la experiencia, es el vivir. El vivir de una persona, los errores y triunfos, las risas y los llantos, son las cosas que nos marcan un mapa, una historia. Y por más que cambiemos para mejor, y por más que queramos superarnos y ser siempre un poco más, la historia y la esencia, es lo que siempre tenemos que mantener. Por más que nos roben hasta lo que no tenemos, el mayor tesoro, es lo que siempre fuimos.. Entonces, ¿Para que cambiar?

No hay comentarios: