12 ago. 2011

ensalada

Mira que mal, mira que bien. Se veían preciosamente enfermos, y atados a una soga de un amor literalmente tierno, verdadero y envenenado. Tierno como un gran regalo, verdadero como un infarto y envenenado como mi corazón. Demaciado ciclotímico como para ser verdad. Demaciado fabulero para ser mentira.
    Cuando un corazón quiere demaciado, se enferma. Como cuando un cuerpo vive mucho, se degenera, un corazón cuando quiere tanto y tan profundamente termina por enfermarse. ¿ El amor es bueno ? El amor no es ni bueno, ni malo. El amor es amor, y en el amor, como en la vida, siempre son malos los excesos.
Y eso es lo que humanamente los lastimo, juntos y separados. Lejos y muy cerca, día a día crecía la infección y el cansancio de la relación marcaba sus cuerpos, sus almas y sus mentes.
¿ Pero cual es la solución ? ¿ La separación ?  ¿ Todo lo que termina, termina mal. Y si no termina, se contamina ?  ¿ El amor es enfermo o las personas lo son ?

No hay comentarios: