25 feb. 2012

La felicidad, como elección.

Creo ver muchas personas esperando la felicidad sentados. Puedo ver sus ojos el anhelo de algo mágico que les cambie la vida. Veo liebres corriendo desesperadas sin dirección alguna, buscando un motivo para empezar, corriendo inmóviles sin podio de llegada. Veo gente ver morir sus propios sueños, como si fuesen cristales que se caen, se rompen, se deshacen, y puedo distinguir en sus miradas el sabor de los malos sentimientos, el agobio de la vida sobre sus hombros.. Veo a estas personas, y mi vida parece sacudirme de pronto, parece querer decirme que corra a ellos y los sacuda, que les devuelva la magia que todos tenemos, la magia que surge de nosotros cuando elegimos ser felices.Yo creo que muchas veces, la felicidad es una elección propia, que no depende de nadie más. Uno puede estar perdido, pero buscar el camino ya es parte de encontrarlo.. dicen, y yo asiento, por que sé que a pesar de todo lo malo que a veces nos pueda rodear, somos nosotros quienes creamos nuestra propia realidad, y quizás no se trata de vivir en un mundo paralelo, si no de aceptar la realidad como sea, pero crear en ella algo mágico que a pesar de todo nos haga sonreír.. Y opino que conseguir esto, nos hace personas decididas a enfrentar más que tormentas. Hay gente que tiene una hermosa familia, amigos, pareja y aún así siente que no es feliz, y ahí es cuando se replantean el motivo que les impide serlo, y muchas veces termina siendo esa "espera inexistente" a la felicidad, sin darse cuenta que es la felicidad quien está con nosotros y nosotros, somos aquellos que la ignoramos.Sin embargo, hay quienes no tienen la posibilidad de tener una familia, ni amigos, ni pareja y saben apreciar la felicidad hasta en las más pequeñas cosas, como en una sonrisa, como en una flor, como en el amanecer de un nuevo día en el mundo. Yo creo que cada persona, por más oscuro sea su presente, puede salir adelante, y encontrar dicha felicidad, que nosotros mismos solemos esconder. 

2 comentarios:

Natalia dijo...

me gustoo

Lucianaa dijo...

Wow, muy cierto y me sentí un poco identificada, a veces lo tenemos 'todo'.. pero aun así no somos felices y no encontramos el porque a la infelicidad; es que aveces tenerlo todo y una linda sonrisa no significa felicidad, para ser feliz hay que encontrar eso que nos hace infelices y aveces resulta complicado.
Muy linda entrada, la verdad, me ayudo a pensar un poco ♥ Saludos