18 mar. 2012

De repente algo mágico se asoma en la ventana, el viento que corre por mi cara tiene otro olor, y mis ojos ya no miran al horizonte en busca de respuestas. Algo estalla en mi corazón, y algo corre por mi vientre, y algo.. Algo cambió dentro de mí, del blanco y negro al color, me convertí. Supongo que nada va a volver a ser igual después de esto, por que después de esto no hay después. Después de tus ojos en los míos, no hay más lagrimas en este rió. Después de tus manos en mi cintura, no hay más curvas que me impidan abrazarte hasta cortarte la respiración. Creo que hay algo en mí, creo que soy feliz. No, no lo creo, realmente lo soy.


R&J. 

2 comentarios:

Melodías Agridulces dijo...

¡Que linda entrada! ¿Cosas buenas están por llegar? Siempre son bienvenidos los cambios para bien :)

Besos agridulces *-*

Wik@♥ dijo...

Qué bueno que seas feliz, esta super!!!. Me encanto tu entrada aparte tipo tenía rimas en algunas partes y casi la leí cantando. Besos y si gustas pasa por mi blog. Qué tú felicidad no se acabe.