28 jul. 2013

El miedo de tener lo tan deseado se hace realidad. Tenerlo y temerlo. Pareciera una vez más, un cuento con final abierto, una melodía inconclusa para terminar de descifrar.
  Y de nuevo yo, acá, solita mirando para adelante.. ¿Qué hacer? ¿Qué decir? ¿Para dónde correr? ¿Cómo explicar que no quiero volver a ser ultrajada por el desamor? ¿Cómo no tener miedo? 
Confusa, es la mente humana que desea tanto algo que cuando lo tiene, sólo piensa en como perderlo, en vez de pensar en como mantenerlo.. Tal vez me vuelva a tocar el papel de esperar el milagro con los ojos brillosos, con el alma en la boca, con los sueños despiertos y con el corazón prendido, dispuesta a cuidar, a amar, a divertir, a acompañar, a revolucionar.. 
(Con el mate en la mano derecha y el pucho a la izquierda, se sonríe atenta y no puede aceptar vivir lo que está viviendo. Repentinamente, una lágrima brota.. Es el miedo de nuevo, compañero de sus eternas soledades).

No hay comentarios: