16 ene. 2014

Día 1.

Hoy amanecí al lado tuyo, amanecí con tus manos en mis brazos. Buen día, bombón! Qué lindo es respirar el mismo aire. Bueno, después de lágrimas y palabras, te fuiste. Y no sabes como te extraño!! Pero no sabes eh. El día laboral fue, PÉSIMO. No dejé de pensar en vos. No pude hacer más nada que tragarme el llanto. Pero bueno. Más tarde me di cuenta que no sirve de nada llorar porque estás lejos, y porque por más que te llore dos oceanos atlanticos, no vas a volver. Así que solo me resigne a extrañarte en silencio, entre risas y sonrisas, aunque me duela en el alma saber que nos separan tantos kilometros.
Te amo con mi vida entera.

No hay comentarios: